En bromerio, medio en broma medio en serio

¡Sonríe! ¡Estás en el mejor blog de la red!


15 comentarios

No me importa tu opinión

Pues sí, me importa bien poco lo que opines. Estoy hartita de algunos comentarios como…”cuidado que éstos son peligrosos y pueden traer una revolución bolivariana”… o… “a mí  es que no me gusta ni el machismo ni el feminismo”… “la derecha bla bla bla y la izquierda blo blo blo… o… Y digo yo, ¿es que acaso opinamos con esa facilidad sobre procesos estocásticos, sobre modelos geocéntricos o heliocéntricos del Universo? O más interesante aún, ¿qué técnicas aplicadas a la conservación- restauración del patrimonio metálico son más adecuadas? ¿Verdad que no?

Te noto un poquito agresiva…

Pues no, en realidad no estoy cabreada. Era para llamar un poco la atención, que últimamente estáis algo dormidos. Pero sí me apetece contaros cómo me siento últimamente cuando la gente se pone a opinar sobre política y “esas cosas”. Y es que por supuesto que todo el mundo tiene derecho a opinar. Sobre todo, si son cosas que conciernen a la vida de las personas, faltaría más. Pero lo que no me gusta es que la gente opine por opinar. Vivimos en un mundo muy defectuoso, y entre esas defectuosidades están las malas informaciones, que en muchas ocasiones vienen provocadas adrede, ya que algunas personas pueden sacar beneficio de ello.

Pero para explicar lo que trato de decir hoy, me voy a basar en un libro que leí cuando estudiaba C.O.U.

Ideas y creencias de Ortega y Gasset.

Ortega y Gasset diferenciaba entre  las ideas y  las creencias. Ambas pertenecen al ámbito cognitivo.

Las ideas son ocurrencias que tenemos, sean de la de la índole que sean. Esas ideas pueden ser científicas, como inventar algo, montar un nuevo negocio, crear un blog, etc. Ideas que producimos nosotros, las sostenemos, las discutimos, las propagamos, las defendemos, incluso en algunos casos hasta la muerte. Esas ideas son obras nuestras.

Las creencias en cambio son otra cosa. Las creencias no tienen que ser sólo religiosas. No llegamos a ellas desde el razonamiento y la argumentación, desde el ámbito intelectual, si no que nos vienen dadas por herencia cultural, por educación. Está directamente relacionado con el post que escribí somos lo que somos, que hablaba de cómo estamos programados.

Las creencias no siempre se dicen abiertamente pero están arraigadas profundamente en nuestras opiniones. Son los supuestos básicos de nuestra concepción del mundo  y nuestro comportamiento.

“Vivimos, nos movemos y somos” en nuestras creencias

“Las ideas se tienen, en las creencias se vive”. 

Curiosamente para la Real Academia española,  una opinión es un dictamen o juicio y si buscas la definición de juicio, en su primera acepción es la capacidad de discernir entre lo verdadero o falso. Por lo tanto, relacionamos nuestras opiniones con verdades. 

Con las creencias en las que vivimos creemos estar en la verdad. Y la verdad es como una naranja, que nunca eres capaz de ver todos sus lados. Haz la prueba…

Porque digo yo, ¿qué es un régimen bolivariano? ¿Cómo se puede hacer afirmaciones contudentes sobre el feminismo sin haberse leído un sólo libro sobre teoría feminista o conocer su historia? ¿Cuando opinamos lo hacemos sobre una idea fundamentada en la argumentación y conocimiento o quizás, no será una creencia?

Por eso, muchas veces no me importa lo que piensas, me importa cómo has llegado a pensar así. Sobre todo, porque si no pensamos igual podrías hacerme cambiar de idea y por lo tanto no sería una creencia inamovible.

Me imagino que todos los españoles queremos vivir en una España que esté bien, que se arreglen todos los problemas que tenemos. Quizás una de las cosas por las que hay que empezar es por la humildad de reconocer que nuestra opinión es sólo eso, una opinión. Y para ello, tenemos que quitarnos todas esas creencias que llama Gasset (y que yo llamaría fundamentalismos) para poder empezar a construir algo en positivo.

En realidad sí me importa lo que opines, sobre todo en este blog. Llegan muchos visitantes pero últimamente muy pocos comentarios… lectores reflexivos… tímidos…

Bueno que… ¿me vas a dar tu opinión?

Prometo leerme este post de vez en cuando para aplicármelo a mi misma. Aunque a veces en algunas cuestiones ya es que entre tantas ideas y creencias me hallo en un “mar de dudas” a la deriva…


6 comentarios

Miriam Makeba- Mamá Áfrika

miriam_makebaMiriam Makeba fue una mujer que influyó durante toda su vida en la lucha por los derechos civiles. Nació en Johannesburgo (Sudáfrica) el 4 de marzo de 1932. Hija de un sangoma, un curandero de la tribu de los xhosa pasó su vida en la ciudad de Pretoria. Además de poseer una bella voz y haber sido una gran cantante conocida internacionalmente, para mí, lo que ha sido más importante en su vida ha sido su carácter activista. La música ha sido la fuente canalizadora para luchar contra el apartheid, convirtiéndose en un símbolo mundial de la lucha contra la segregación racial. En 1954 grabó su primer single Lakutshona Llange como vocalista del grupo Manhattan Brothers, donde conocería a Hugh Makesela, quien más tarde se ven su primer marido. En 1959 fundó su primera banda, una formación íntegramente femenina, llamada The Skylarks  donde mezclaba jazz con música tradicional.

En 1959 protagonizó junto a los Manhattan Brothers el músical King Kong. En una de sus actuaciones llamó la atención al cineasta Lionel Rogosin y éste la incluyó en el documental Come Back. Fue entonces cuando su nombre empeaba a sonar internacionalmente. Tras este éxito fue invitada a dar conciertos por Europa y EEUU. Harry Belafonte le pidió que le acompañara para actuar en el Carnegie Hall de Nueva York. Cuando Miriam quiso ir a su país, al funeral de su madre, se dio cuenta que el gobierno sudafricano le impedía regresar a su país. Un  exilio que duraría más de 30 años. En 1963 apareció en Naciones Unidas criticando el Apartheid que se vivía en Sudáfrica y entonces el gobierno sudafricano prohibió todos sus discos. En 1965 fue la primera mujer negra que ganó un Grammy.

Mientras tanto, su fama iría creciendo junto a Harry Belafonte. Llegó incluso a cantar en el cumpleaños de John Fitzgerald Kennedy . Su mayor éxito, sin duda, ha sido la canción Pata Pata. Que seguro todas y todos conocéis.

En 1969 contrajo matrimonio con el activista pro derechos civiles Stokely Carmichael, líder de la organización radical afroamericana Panteras Negras. Desde ese momento, el contenido político de las canciones de Miriam Makeba se intensificó. Y en 1975 trabajó en Naciones Unidas. Con más de 20 discos a sus espaldas a lo largo de su carrera en 1991 consiguió, por fin, cantar en su tierra natal y en 1994 se unió a su primer marido Hugh Masekela en la llamada gira de la esperanza.
Fundó una organización para recaudar fondos para la protección de la mujer sudafricana, recibió varios premios por su lucha. En 1998 publicó su primera autobiografía y en el año 2004 la segunda; Coescrita con Nomsa Mwamuka. El 10 de noviembre de 2008 murió de un paro cardiaco tras un concierto en Italia contra la Camorra.
Su música además de ser una lucha por los derechos civiles, el racismo y las injusticias es una mezcla de tradición, jazz, pop y gospel, entre otras. Vamos, ¡Una auténtica pasada!


2 comentarios

Folklore Boliviano

Buenas, cómo vamos con el mes de septiembre? Espero que bien. Después de recomendar la lectura de los cinco clásicos de literatura boliviana, la entrada de esta semana es principalmente visual. Las fotos son del día de la entrada de la Virgen de Guadalupe en Sucre en el año 2012, como ya dije que estuve colaborando con el Psiquiátrico Gregorio Pacheco. Es la patrona (“matrona”) de la ciudad. Para celebrar su día, miles de grupos folklóricos del país danzan durante horas por las calles.  Este sábado día 13 es la entrada folklórica de la Virgen de Guadalupe de este año. 54 fraternidades representando las danzas del país harán su entrada por las calles de Sucre haciendo un recorrido de unos 7 km. Esta fiesta es similar al carnaval de Oruro, que es considerado que es considerado Patrimonio de la Humanidad. ¿Te lo vas a perder?

Si no puedes asistir, en la entrada de hoy repasaré algunas de las danzas que yo descubrí estando en Sucre. No están todas ni muchos menos. No hablaré de las danzas de la diablada, doctorcitos, llamerada, los macheteros ni saya. Hay más pero no me sé ni los nombres. Bolivia una de las cosas que la caracterizan es su riqueza cultural, y en este sentido su variedad de folklore. ¿Preparad@ para echar unos bailes? Pues allá vamos……

Caporales.

Es una danza propia de los Yungas del Departamento de la Paz. En 2011 a través de un Decreto Supremo  los Caporales junto con otras danzas fueron declarados Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia.

El Caporal era el capataz de los esclavos negros, por éso llevan látigo (aunque yo no loo vi demasiado). Lo que me contaron era que ahora las danzas caporales estaban asociadas a las clases adineradas y occidentalizadas del país. La vestimenta no me gustaba mucho con esas botas de cuero de montar a caballo adornadas con cascabeles, y esos pantalones a lo militar. Y luego todas esas lentejuelas brillantes en el traje y sombrero. Hoy es considerado expresión de poder y arrogancia y de la cultura moderna urbana y mestiza.

P1030120

Entrada de la Virgen de Guadalupe, Sucre 2012

 

Morenada.

Quizás sea una de las danzas más populares y famosas de Bolivia. Otra danza también de originaria de los negros esclavos y que según la escritora Julia Elena Fortún, los esclavos se reunían en los corrales y hacían estas danzas satirizando y burlándose de sus señores. En estas danzas nunca faltaban ni faltan (puedo asegurar) las matracas (instrumento africano) para representar las cadenas. Bailan un baile y ritmo lento para representar los pasos y los sufrimientos a los que eran sometidos los negros provenientes de África para trabajar en las minas.

P1030173

Entrada de la Virgen de Guadalupe, Sucre 2012

 

 

Pujllay.

Es un baile campesino del departamento de Chuquisaca, al que pertenece la ciudad de Sucre. El origen de la danza son los rituales que se hacían a la Pachamama pidiendo buena cosecha. Este baile folklórico representa no ya sólo el mundo de las ideas, sino también el económico. El Pujllay es una fiesta que refleja un nivel de relaciones sociales. Los jóvenes y mayores desean participar de esta fiesta, pero no todos pueden porque el traje es caro y hay que hacerse a medida.

Tinku.

Sin duda, mi favorito. Tanto por la vestimenta sencilla y de carácter andino como el ritmo musical. Baile de las región de Potosí. En realidad orginariamente era un ritual de combate entre distintas etnias de la zona.  Tinku significa pelea, donde debe haber redamamiento de sangre por ofrecer culto a la Pachamama, agradeciendo de esta manera lo que se recibió de ella. Aún pervive un pueblo llamado Macha donde se sigue el ritual como antiguamente, ya que en la actualidad se ha convertido en una danza.

Tobas.

Otra de las danzas junto a los Tikus que más me gusta. Estas son de danzas provienen de la zona de los valles y de la selva. Sus vestidos y ritmos son realmente penetrantes y pegadizos. Por lo menos para mí. No llevan casi ropa, usan plumas y es una danza dirigida por el jefe de la tribu. Es un baile dinámico como el Tinku, dando saltos representando con la lanza el momento en que dan caza al Puma.

 

 

 

 

 

P1030135

Entra de la Virgen de Guadalupe, Sucre 2012

 

 

Aquí os dejo algunas fotos más de aquel día.

 

P1030167

Entrada de la Virgen de Guadalupe, Sucre 2012

P1030160

Entrada de la Virgen de Guadalupe, Sucre 2012

P1030204

Después de horas… Entrada de la Virgen de Guadalupe 2012