En bromerio, medio en broma medio en serio

¡Sonríe! ¡Estás en el mejor blog de la red!


2 comentarios

El fútbol a sol y sombra

solysombra1Acabo de terminar de leer este breve pero entretenido ensayo de Eduardo Galeano y que recomiendo tanto si te gusta el fútbol como si no, más aún en el primer caso si cabe. No te preocupes si no tienes mucho tiempo porque te lo lees en un rato de la tarde. Vamos, que te da tiempo a leerte el ensayo y te sobra tarde para otras cosas.

Se puede dividir en tres partes. La primera hace un repaso de los elementos del fútbol: la pelota, el estadio, el hincha, el portero, el árbitro, el entrenador, el técnico etc. Son cortas reflexiones sobre dichos elementos y lo que significan dando en su totalidad vida y sentido al juego del fútbol. Porque sí, hace tiempo el fútbol era un  juego frente a lo que se ha convertido ahora, en un negocio. Los jugadores ya no salen a jugar a divertirse, ahora tienen entrenamientos durísimos y grandes responsabilidades de trabajo.  Particularmente me gustó mucho la reflexión sobre el portero, ese aguafiestas. Porque si la fiesta del fútbol es el gol, él está ahí para impedirlo.

En la segunda parte repasa los mundiales de fútbol desde el primero en los años 30 hasta el mundial del 86. Recordando a Pelé, aquel jugador de lo más de mil goles. Rememorando a los grandes jugadores y equipos del momento como Maradona o Romario. También encuadra el contexto de los mundiales con los acontecimientos más relevantes ocurridos ese año. Ha sido imposible evitar sonreír mundial tras mundial cuando parece ser que siempre ocurre el mismo acontecimiento.

La tercera parte se situaría en ver quién actualmente maneja el fútbol desde un punto de vista empresarial y el dinero que ello genera. Cómo ese juego dejó de serlo para convertirse en un negocio, en pura frialdad, en una denuncia más de la desigualdad de los países del sur y del norte. Eduardo Galeano convierte así el fútbol en un relato imperialista, del desarrollo, de la inmigración, de la exclusión:  “los buenos jugadores son los únicos inmigrantes que Europa acoge sin tormentos burocráticos ni fobias racistas”.

Un libro ameno que con mucho cariño trata al fútbol, sus eventos y jugadores pero también tiene espacio para la crítica, para recordarnos el mundo en el que vivimos. Grande Galeano, como siempre

Anuncios