3 razones para tener un blog.

En mi opinión, existen tres razones fundamentales por las que una persona debería tener un blog. Al menos una vez en su vida. La primera, y para mí esencial, es la transcendencia que puede llegar a tener tu blog. Es decir, las consecuencias y efectos que pueden provocar lo que escribes. La segunda, son los beneficios que obtiene la persona. Y por último, pero no por ello menos importante, la labor de difusión que se hace  y el aporte de conocimiento al ser humano y a su evolución. Yo creo que en mayor o menos medida, todo aquel que tiene un blog interactúa con otros que también tienen blog o tienen lectores (aunque sean pocos) cumple en algún momento y de alguna forma cada una de las tres razones.

blog_post
fuente http://universalblog.es/

Por éso, te animo a que dediques 5 minutos a leer esta entrada,  porque quizás cuando hayas llegado al final, te des cuenta de todo el tiempo que llevas perdiendo… o no… Y si ya tienes un blog pues te animo que reflexiones sobre ésto (si no lo has hecho ya) y si quieres compartas aquí tu visión. En el que caso que hayas tenido uno y andas pensando en retomarlo, o nunca has tenido uno pero te gustaría, igual este es tu momento, ¿por qué no?.

Me imagino que a estas alturas todos sabremos, más o menos, lo que es un blog ¿no?, Resumidamente diré que es un ciberdiario y que éste no tiene por qué ser personal. Pero yo creo que te vas a la wikipedia y seguro te lo explica todo mucho mejor que yo.

Hay tantas clases de blog como personas hay en el mundo. Aunque obviamente se pueden dividir en temáticas y finalidades y de alguna forma categorizar… ésto también te lo puedes leer en la wikipedia. Hay cientos de entradas de “expertos” que te van a explicar todo ésto mucho mejor que yo.

En concreto, voy a contarte las razones que encuentro desde este blog (y no otro).  Que por cierto, recién acaba de cumplir un mes y que estoy como de niña con un juguete nuevo…

Primera razón: La transcendencia, la palabra como arma.

Soy una persona y ahora también soy una bitácora en la red. Mis ideas, opiniones y visión del mundo están a disposición de miles de millones y millones de personas (igual me he pasado un poco pero ya sabes cuando te entra la emoción ). En un blog personal sueles conectar con el alma de la persona, ya ves contradicciones éstas de las tecnologías que parece que es justo lo contrario.

Estamos viviendo la revolución digital que ha cambiado por completo nuestra forma de conectar con el mundo. Más allá de todas las críticas (que las hay), tenemos el privilegio de poder acercarnos a lo que está lejos de manera muy sencilla. Que sepas que muchas de las cosas que compartes en la redes sociales como en Facebook son blogs. A partir de ahora cada vez que vayas a compartir piensa en la fuente, seguro que descubres más de un blog detrás de aquello que ibas a compartir con toda la autoridad de poseer la verdad…

En concreto me refiero a las consecuencias y efectos que pueden provocar lo que escribes.

Si tienes un blog tienes poder de repercusión, al menos en potencia. No se trata de saber si es mucho o poco y comparar con otros. Lo importante que tienes algo que puedes usar para transformar la realidad.

Segunda razón: los beneficios que reporta.

¿A qué clases de beneficios me refiero? Pues depende de cada cual,porque hay muchos y muy diferentes. Yo voy a centrarme en los beneficios que me ha reportado a mí en este mes de vida.

1) Está potenciando mi creatividad, que además de ser buena para el alzheimer, estoy ejercitando el cerebro.

2) Estoy aprendiendo cosas nuevas, cada vez que voy a escribir sobre un tema tengo que reflexionar y a veces buscar información para complementar o corroborar.

3)  Tengo un compromiso conmigo misma y un reto personal de constancia y tesón.

4) Entre que no termino de aprender inglés como me gustaría y que encima empiezo a tener problemas con el español estoy revisando la gramática y el fascinante uso de las comas (aunque reconozco que me falta mucho por aprender). El blog me está ayudando a aprender cómo mejor puedo y quiero expresar mis ideas.

5) Estoy conociendo a personas nuevas como Olalla que un día le dijo “Adios al gris” y ahora está en Alemania o Iván que es un “nómada del pensamiento” y ahora está por Edimburgo. Pero también me estoy reencontrando con antiguos compañeros cuando tenía el anterior blog como Genin (un jubilata) que desde cerca de Almonte (Andalucía)  nos deja su “herencia” o Xurxo que entre Buenos Aires y Santiago de Compostela nos ameniza con “La viñeta satírica“.

6) Estoy disfrutando y esto me está produciendo una satisfacción personal.

7) Libertad absoluta de expresar lo que siento y lo que quiero. Algunas personas me han dicho que tenga cuidado con lo que escribo, que en ciertas ocasiones podría ser perjudicial. ¿De qué tengo que tener miedo? ¿De expresar lo que siento, lo que opino? ¿De ser honesta conmigo misma y con los demás? No, yo no tengo nada que ocultar, más bien todo lo contrario. Qué manías con los miedos…

Tercera razón: contribuir al conocimiento o difusión de información.

Aquí no tengo mucho que decir ¿no? Bueno, este tercer punto coincide con las redes sociales con una pequeña diferencia. En un blog (si es original y no copias demasiado textos de otros) lo puedes hacer de manera activa y además añadir valor.

Igual se me olvida algo, pero es que no me queda mucho más tiempo. Porque claro eso sí, otra cosa no, el blog te quita tiempo para hacer otras cosas, es una cuestión de preferencias… puedes elegir entre excusarte de no quedar porque tienes resaca o… “no puedo quedar, me falta escribir la entrada de mañana en el blog” 🙂

Próxima revisión dentro de 3 meses…

PD: Hoy 23 de abril día del libro, ésta es mi forma de celebrarlo… como Frank T dice… “la palabra como arma”. Dedicado a mis compañeros de Irak… porque ése es otro de los privilegios que me está brindando la experiencia en Glasgow… pero esta historia es para otro día…

La naranja mecánica de Glasgow

naranjamecUna de las primeras dificultades que me encontré al llegar a la ciudad de Glasgow fue la complejidad de su ferrocarril subterráneo. Recuerdo los primeros momentos en la ciudad, cuando llegué a la estación de autobuses de Buchanan y de allí me fui hacia al “subway”. Fue una de las primeras cosas que conocí. Nada más ver la estación de Buchanan en pleno centro, que vendría a ser como estación de Gran vía en Madrid, me hice consciente de la complejidad del sistema. ¡No sabía que lado de la única línea debía coger!, pero mi buen amigo me dijo; “No te preocupes Natalia, si te equivocas no pasa nada. La linea es circular, puedes dar toda la vuelta, entonces volver al inicio donde te subiste. Bajarte, ir al andén contrario, esperar a que venga el otro y coger la línea de nuevo hacía el otro lado”… Así más tranquila me monté en ese pequeño tubo naranja que parecía estar en los años setenta.

En las siguientes planos se puede ver las diferencias entre el metro de Madrid (al que yo he estado acostumbrada durante años) y el subway de Glasgow.

subway_map_120202    metro madrid

Es el tercer ferrocarril metropolitano más antiguo del mundo. Conocido como la naranja mecánica, primero porque es una sola línea circular y segundo, por el color y forma de sus vagones. Fue inaugurado en diciembre de1896, el único ferrocarril eléctrico que ha funcionado por cable, a través de una polea que se encontraba en un pozo situado en la estación de Govan y que era manipulada manualmente. El primer día que fue inaugurado hubo un fallo, le dieron de más y el  vagón no paró donde debía parar. Aunque ha sido modernizado,  desde entonces no ha sido ampliado, no ha cambiado ni el formato, ni estilo,  ni la esencia… realmente viajar en él es como es como viajar en el tiempo…

 

15 estaciones, 10km y 25 minutos en recorrerlo. Un metro que circula alrededor del centro de la ciudad, que cruza el río, y tiene su gracia, porque hacer un metro que cruce el río no tiene ser fácil. Éso hace que se note la humedad en él. Un metro que tocas el techo desde fuera casi con las manos. Bueno yo no alcanzo, pero otros me consta que sí. Un metro que cierra los domingos a las seis de la tarde. Sí he dicho bien, a las seis de la tarde. El primer domingo que quise coger el metro a las 17:50h y me decía el tío que no, menudo mosqueo que tenía yo. ¿Por qué narices este tío no me deja entrar en el metro? Pero ¿qué le pasa?… ahhh que cierra, …¿qué cierra? ¡Si son las seis! A ver si les estoy entendiendo mal… pues no, no le entendía mal, así es.

Las primeras veces que monté en él tenía la sensación que iba a vagon1descarrilar, menudas cambayás (que diría mi abuela). Cierto es que para como a pequeños trompicones. Un día fue un poco más brusco de lo normal, y algunas de las personas que estaba de pie cayeron. Una chica en concreto, que llevaba el típico café americano de dos litros en vaso de cartón gigante, salió disparada y cayó al suelo bruscamente. Ella, tirada en el suelo con todos los pelos revueltos tapándola la cara, y con la mano donde sujetaba el café hacia arriba agarrándolo firmemente como si fuera un trofeo ganado en una batalla, como si fuera más importante que no se le cayera el café a desnucarse. Hubiera sido más divertido que le hubiera caído encima de alguien pero ese alguien igual hubiera podido ser yo.

Ahora que estado echando un vistazo en internet al metro de Madrid, posiblemente uno de los mejores metros del mundo. ¡Qué terrriblemente gigantesco es!!! ¡Qué horror! Sinceramente, quizás viajar en el metro de Glasgow sea un poco como montar en el tren de la bruja del parque de atracciones, pero me resulta mucho más cálido, cercano, tranquilo y relejado que el el metro de Madrid que es estresante… Aunque no es comparable, porque la ciudad de Madrid es 5 veces (por lo menos) más grande que Glasgow.

PD: Si quieres saber por qué estoy en Glasgow pincha aquí

Economía del bien común y el credo personal de José Luis Sampedro

Esta semana me gustaría, antes de empezar la entrada, comentar algo un tanto diferente con el tema. Por un lado, los terremotos que ha sufrido Chile estos días pasados. Y qué mejor que leer y escuchar lo que te cuentan los chilenos, como es la reflexión de una joven chilena que escribió una entrada en su blog Chile… país de  fortaleza. Por otro lado, este pasado 6 de abril se han cumplido 20 años desde que se produjo el genocidio en Ruanda, un conflicto que duró 100 días y que se asesinaron a más de 800.000 personas.  ¿Os acordáis de los Tutsi y los Hutus? Recuerdo perfectamente las noticias de aquellos días de 1994. He estado viendo el documental  “Fantasmas en Ruanda”  (lo siento sólo lo he podido encontrar subtitulado en portugués). No me quiero extender sobre este tema, pero lo quería recordar porque me parece importante tener presente las cosas que pasan en el mundo. Más en la época en la que te toca vivir, y hasta qué punto somos capaces de influir en la historia (que influimos más de lo que nos creemos) Pero lo que venía hoy a contaros es sobre… ¡economía!

img-download.com-mieszne-malpa…”¿Ahora que empieza el buen tiempo?”…
 

ebc

¿Has oído hablar de esta propuesta? Si es así, ¿qué te parece? y si es  no así, ¿a qué esperas?

Está a punto de estrenarse el documental sobre la Economía del bien común (EBC) que pretende reflejar experiencias personales y colectivas, registradas a lo largo de Europa, que han demostrado que se puede con-vivir de una forma más justa, humana y sostenible.

Actualmente la economía, tal y como hoy la conocemos, tiene como indicadores valores monetarios como pueden ser el Producto Interior Bruto (PIB), Producto Nacional Bruto (PNB), Renta Per Cápita (que ignora las desigualdades de la renta).  Estos indicadores no nos cuentan nada sobre la vida de los habitantes de un país, si hay una guerra, o si viven en una dictadura por ejemplo.

La EBC es la tercera vía, es un proyecto promovido por el economista Christian Felber, y que ha desarrollado una alternativa a los sistemas actuales en su libro “Nuevos valores para la economía” (Deuticke, 2008), cuyo fin es escapar de la discusión estéril: “Quien está contra el capitalismo, está con el comunismo”. Una alternativa basada en la confianza, economía honesta, responsable, solidaria, generosa, compasiva. Economía basada en la cooperación y no en la competitividad. Es una alternativa a la economía capitalista y al economía planificada del comunismo. Una economía para y por las personas.

¿De dónde surgen las bases teóricas de esta Economía del Bien Social?    El caldo de cultivo es universal. Las bases éticas y espirituales son de todo el mundo: el arte del buen vivir, la ilustración europea, el liberalismo, el budismo, la ecología, los valores del cristianismo, la enseñanza social y muchas más. Pero el meollo común de todas estas escuelas y filosofías son los valores del corazón de los seres humanos, y alguno de ellos han cuajado en las constituciones de los países democráticos, por ejemplo la dignidad humana, la solidaridad o la sostenibilidad ecológica. Éstos son los principios y valores que rigen las actividades económicas y empresariales en la Economía del Bien Común. (Entrevista en la opinión de Málaga)

El 19 Y 20 OCTUBRE DE 2013. se funda LA ASOCIACIÓN FEDERAL ESPAÑOLA PARA EL FOMENTO DE LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN en la que ya hay 1.584 empresas, 62 Político/a, 5.569 personas, 213 asociaciones y 1 municipio simpatizantes de esta alternativa económica. Puedes leer sus estatutos pinchando aquí.

966735_461385767274641_606738947_oAquí en esta foto, mi amigo Esteban Sánchez Amador (gran conocedor y defensor de la flora y fauna de la región cacereña) con Christian Felber en unos talleres que se realizaron en Cáceres en mayo del año pasado. Como anécdota, me ha contado Esteban que el símbolo es un diente de león y viene a significar que “el movimiento es como las semillas del diente de león que nacen en todas partes del mundo”.

Una alternativa más que viable, sólo hay que poner un poquito de voluntad y dejar de repetir… “no se puede”… “es muy difícil”… “la naturaleza del ser humano es…”…. a ver si cambiamos el chip que parecemos un disco rayao y ya aburre bastante la verdad.

Al final de la entrada de hoy tienes una relación de referencias bibliográficas por si quieres indagar más. Por hoy es suficiente, te dejo el trailer del documental.

“Si todos nos quedamos esperando seguramente nunca llegaremos a otro mundo positivo”

“La revolución ha de ser una revolución de las mentes de las personas”

El credo personal de José Luis Sampedro

Escribiendo sobre economía y habiendo sido ayer 8 de abril el primer aniversario del fallecimiento del gran economista y mejor persona José Luis Sampedro, no podía sino terminar la entrada con un precioso escrito suyo…

Credo Personal

Creo en la Vida, Madre Omnipotente, Creadora de los cielos y de la tierra. Creo en el Hombre, su  avanzado Hijo, concebido en creciente evolución, progresando a pesar de los Pilatos e inventores de dogmas represores para oprmir la Vida y sepultarla.
Pero la Vida siempre resucita y el Hombre sigue en marcha hacia el futuro.
Creo en los horizontes del Espíritu que es la energía cósmica del mundo. Creo en la Humanidad siempre ascendente. Creo en la Vida perdurable. Amén
 

Referencia bibliográfica
La Economía del Bien Común en la wikipedia.
Página personal de Christian Felber.
El documental.
La asociación en España. 
Manual básico sobre el balance del bien común
A %d blogueros les gusta esto: