¿Perseverar o abandonar?

Hola, ¿Cómo llevas la semana?

Antes de nada, quería contarte que este blog tiene tres objetivos: El primero es que lo que leas te resulte interesante o entretenido. El segundo, que te aporte algo. Y el tercero, que consiga sacarte una sonrisa. ¿Qué te parece?

Y como lo prometido es deuda,  aquí va el post que  estaba por pulir (te pierdes un montón de información de gran calado por no pinchar en las palabras en  azul).

Comentarte que la entrada de hoy está dividida en dos partes: la primera parte y luego está la segunda parte. Las dos juntas hacen la entrada de hoy. Sólo iba a ser la primera parte, pero según la estaba escribiendo, sentí que me quedaba a mitad de camino y además, bloqueada.  Así que empecé a indagar sobre la segunda parte, y comencé a escribirla, para incluirla como segunda parte de la primera parte.  Es decir, si con la primera parte entraste en bucle tienes la segunda para salir del mismo.

paranoia

Primera parte.

“El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.  Wiston Churchill

¿Te has preguntado alguna vez cuántas veces fracasó Tomas Edison? ¿Cuántos intentos realizó antes de inventar el filamento incandescente que permitió  que conozcamos  la bombilla tal y como es hoy? Su página web dice que nada menos que  ¡10.ooo! . De hecho, él mismo asegura que no fracasó las anteriores veces, sino que encontró 9.999 maneras diferentes de cómo no hacerlo.

(Ahora, que me puede venir una tocapelotas a decirme que realmente la bombilla la ideó Nicola Tesla, y Edison le robó la idea.  Y dicha tocapelotas me ha recomendado que me vea la peli “El secreto de Nicola Tesla”).

 ¿Cuántas veces has intentado hacer algo y no ha resultado ser de éxito? Para mí, el peor fracaso que puede ocurrir es no intentarlo. Por ejemplo, una vez intenté hacer una hamburguesa. Sin duda, la peor hamburguesa que he comido en mi vida.  Me salió tan horrible que no lo he vuelto a intentar. Claramente he fracasado haciendo hamburguesas.

¿Quieres saber realmente cuántos blogs he tenido? En realidad éste no es el segundo, ni el tercero, ni el cuarto. Antes de En bromerio tuve dos blogs y entre en bromerio y en bromerio he tenido la idea de hacer otros cuantos más. Sobre política, sobre relatos, sobre organizaciones humanitarias. Un blog en inglés, otro de recursos de español, otro sobre música… En la mayoría de ellos  sólo cree el diseño y nunca llegué a publicar. Estoy creando el blog que a mí me gustaría encontrar en la red. En la red ya hay muchos, algunos buenísimos, pero ninguno como el que está en mi imaginación.

Pero volviendo al tema, la mayoría de las veces creemos que el éxito es una cuestión de suerte, casi una cuestión divina. Que es ajeno a nuestro comportamiento. Que se nace o no se nace con éxito. Que alguien nacido con éxito hace algo a la primera y  triunfa, es perfectamente maravilloso. Que un día el éxito llama a tu puerta y da la puñetera casualidad que estabas en el baño evacuando… Pues que sepas que Steven Spielberg fue rechazado tres veces por la  University of Southern California’s School of Cinematic Arts. Puedes tener talento, pero si no desarrollas ese talento no conseguirás la habilidad que necesitas para hacerlo bien. ¿No te parece?

Pero entonces, ¿qué  pasa cuando tengo un proyecto que lo intento y lo intento pero nunca lo consigo?

Segunda parte.

“Las personas que abandonan nunca ganan y los ganadores nunca abandonan. Mal consejo. Los ganadores abandonan constantemente. Simplemente abandonan las cosas correctas en el momento correcto.

The_dipÉsta frase está sacada del libro “The dip” del autor norteamericano Seth Godin, considerado como uno de los teóricos del marketing más importantes nuestro tiempo. Lo que trata de explicar en este libro es cuándo perseverar en un proyecto o cuándo abandonar. “Dip” pongamos que es como el bajón.  El libro está muy enfocado hacia los negocios, pero he podido rescatar alguna idea valiosa que me ha ayudado a poner en orden algunos pensamientos y situaciones, y que seguro me ayudará a tomar decisiones en el futuro.

Nos cuenta que la mayoría de las personas te dirán que necesitas perseverar, trabajar duro, echarle más horas y sobre todo que no abandones. El principio de todo proyecto siempre es entusiasmado y aprendes rápido. Pero llega un punto en el que te estancas, en el que no consigues avanzar. Empiezan los problemas y estás a punto  de entrar en el bajón. Sigues y sigues y de pronto te encuentras en un callejón sin salida o peor aún puedes ir hacia un acantilado. Entonces lo que nos trata de explicar Godin es que a veces renunciar es una buena estrategia, que la renuncia de un proyecto te posibilita a otro proyecto.  ¿Vas a ser capaz de superar el dip? ¿Te merece la pena la recompensa? ¿A qué vas a tener que renunciar? Quizás merezca abandonar antes de llegar al Dip.

Te pondré un ejemplo personal: En junio del año pasado llegué a Glasgow, y a finales de julio encontré un organización donde a lo que ellos lo llaman voluntariado yo lo llamo oportunidad y formación. El tema voluntariado dista un poco del concepto español. Rellené el formulario, di las referencias que me pidieron, hice la entrevista personal y me cogieron para hacer el curso, que empezaba en septiembre. A la semana abandoné. Duele abandonar pero preferí hacerlo antes de haber entrado en ese bajón en el que sabía que no iba a poder superarlo. No al menos en ese momento. A principios de este año se pusieron en contacto conmigo, había un nuevo training. En este tiempo me he dado cuenta que es la organización más importante de todo Reino Unido y que está muy valorada. Hacer ese voluntariado (formación) es una puerta hacia un buen empleo. No voy a explicar la organización porque da para otra entrada bien larga. Simplemente tengo el perfil, tanto por mis estudios como por mi experiencia laboral. Y lo más importante es que me gusta. Estoy de nuevo haciendo el training, y sigo sin tener el nivel de inglés adecuado. El nivel de inglés adecuado significa que tengas fluidez, que te sepas manejar con vocabulario muy rico, que seas capaz de escribir una carta al Ayuntamiento, llamar a la oficina de empleo,  incluso representar a un cliente en un juicio… y éso sólo el principio de una organización que trabaja en el sistema social y que influye en las políticas sociales en el parlamento. Para una licenciada en Ciencias Políticas con perfil social es un lugar más que estupendo. Quizás podría hacerlo en un futuro. Pronto llegaré a ese bajón y me voy a quedar estancada (por el idioma),  y no se trata de abandonar ahora en el sentido literal. Se trata de plantearme  ¿cuánto esfuerzo me va a requerir? ¿a qué voy a tener que renunciar? y es más ¿para qué? porque…  ¿cuánto tiempo me quiero quedar aquí?

Quizás este ejemplo no es exactamente lo que explica Godin en su libro pero a mí me ha valido para darme cuenta que a lo mejor tengo que renunciar o al menos tomarme la experiencia de otra de manera.

De todas formas,  si te encuentras en un punto en el que quieres conseguir algo y lo intentas y lo intentas y no puedes y crees que abandonar no es una opción, y no te sirve de mucho lo que te he contado, ¡hay alguien que sí te puede ayudar!

Bonus track: Kyle Maynard

¿Que no sabes quién? pues tienes que ver su vídeo. Sí, lo sé, también está en inglés pero no necesitas saber sólo con verlo es suficiente.

“Durante toda mi vida algunas personas me dijeron que mis sueños eran imposibles” Este tío, además de otras cosas, ha subido por sí mismo al Kilimanjaro. ¿Qué excusa te vas a poner ahora?

Ya sabes, los éxitos no llegan casi nunca a la primera. Así que persiste, pero piensa antes de entrar en el dip si merecerá la pena, o quizás sea mejor estrategia abandonar y dar paso a otros proyectos.  Si crees que es imposible abandonar, entonces no dejes de intentarlo. Yo aún no he tomado ninguna decisión.

¿Qué te ha parecido esta entrada? Déjame un mensaje si quieres con tus impresiones. Me pueden ser muy útil para las siguientes entradas.

Y ya sabes, si no te quieres perder nada, te puedes subscribir al blog (es gratis) y podrás recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Hasta pronto

PD: Ha participado en la elaboración de esta entrada la tocapelotas Helen Peich 

Por qué estoy en Glasgow

Queridas y queridos lectores,

Pensaba comenzar el blog con una entrada de ésas que motivan. No me refiero tanto a lo que yo pudiera escribir en ella, si no más bien por la información que en la misma pudieras encontrar y que estoy segura te iba  aportar en tu  camino. Pero he decidido que la tengo que pulir algo más y que tendrás que esperar, al menos,  hasta la semana que viene…  podrás ¿verdad?

1 niña perro maleta

 “… si no queda más remedio…”

Mejor va a ser empezar por el principio; cómo he llegado hasta aquí. Por qué estoy aquí y no en otro lugar y por qué tú estás allí y no aquí o quizás estás aquí y no allí… Igual es algo que no te habías parado a pensar…

En estas últimas semanas he estado haciendo balance. Me he preguntado de una manera un poco más profunda qué hago aquí en Glasgow y si quiero continuar en esta ciudad porque reconozco que no me está resultando fácil.

Aquel 12 de julio, después de trabajar durante 5 años en España en un trabajo que me daba una estabilidad que antes no había tenido y que reconozco que el fin en sí mismo respondía 100% a mis valores y visión del mundo, en plena crisis,  me hago el seppuku laboral  y en el 2012 dejo un trabajo en el que (no) estaba a gusto. ¿¿¿Por qué haces esas cosas??? porque el comportamiento humano no es absolutamente 100% predecible…  En ese momento tenía muchas ganas de volver a América Latina y por otro lado necesitaba reflexionar. Me pareció buena idea irme unos meses de voluntaria a un hospital psiquiátrico a tres mil metros de altura en el medio del valle andino boliviano. Vamos lo típico, lo que se suele hacer en esos casos cuando una quiere reflexionar…

(No soy médico, ni psiquiatra, ni psicóloga, ni enfermera ni ná que tenga que ver)

Y es allí cuando viendo a dos compañeras animadas a aprender Quechua me di cuenta que si quería seguir avanzando, creciendo  y descubriendo más cosas de este mundo, tenía de una vez por todas que entender y poder hacerme entender en inglés. Fuera de España hay un mundo que va por delante en el tiempo y que nosotros vamos por detrás. Ese mundo está en inglés y éso es una realidad. Y me fastidia reconocerlo, ya explicaré por qué. ¿Que el chino va a ser el idioma de futuro? Perfecto, pero no me voy a poner a estudiar chino. ¿Que no te gusta el inglés? Genial, pero te doy consejo si me permites: aprende un idioma, el que quieras. Hacer algo así es algo que seguro te cambia la vida. Aprender un idioma es aprender a ver el mundo con otros ojos, otra perspectiva. El lenguaje es mucho más que un conjunto de palabras.

Antes de decidir venir aquí barajé tantas opciones… que prefería irme a Singapur o Trinidad y Tobago antes que venir a UK. Venga …¿cómo vas a aprender inglés en Singapur o Trinidad y Tobago? Pues seguro que con menos dificultades que en Glasgow. Realmente no entiendo bien la gente que decide venirse aquí como destino pudiendo elegir otra ciudad. Sin ánimo de ofender, yo lo respeto y es verdad que en la relación calidad-precio y alguna que otra cosa tiene sus beneficios. Pero para aprender inglés, en el sentido más estricto del concepto, no es el mejor lugar. No es sólo que sea el acento escocés o el acento particularmente difícil de Glasgow, es que el Glaswegian es un dialecto en sí mismo. Es como irse a Jerez de la Frontera a aprender español, imagínate  “Joé, pisha, ke jartible eh er sieso este”

Vivo en un barrio que está en la frontera entre el límite del bien y del  mal y ésto según pasan los días vas dándote más cuenta de la gente que te rodea y dónde vives. Ya os hablaré otro día de los neds y la sonrisa de Glasgow; por ahora os dejo este vídeo para ir calentando motores…

 

 Después de ver lo que acabas de ver, si es que has podido terminar de ver lo que se supone que tenías que ver,  ya no deberías preguntarme más veces (que llevas 400 no sé si te diste cuenta) … Ya serás bilingüe ¿verdad?… simplemente deberías decir… ¡no sabes cuánto me alegra hablar contigo!. Entonces, ¿Glasgow es tan peligrosa como dicen? Sí y no, no y sí. Algo de verdad hay. Aunque yo no ando con ese miedo que anda otra gente,  porque no se puede vivir así y porque cosas pasan en todos los lados,  hay que ser un poco precavida y fiarte de tu intuición. Vamos, al final, como en todos los lados…

Obviamente aunque al principio reconocí que no esta resultando fácil, no es todo malo. Está resultando una experiencia muy enriquecedora en la que estoy disfrutando y no sólo por estar aprendiendo inglés. Glasgow es una ciudad acogedora.  Es una ciudad muy verde y a mí me encanta el verde…

¿Y por qué Glasgow? Porque tengo un amigo que está aquí y me lo ha hecho todo mucho más fácil.  Así de simple es la respuesta del título. ¿Y para éso he escrito 700 palabras? ya me vale…

 planta

 *El paisaje desde mi habitación

La próxima semana tendrás un vídeo más motivador y tema completamente diferente. Hasta entonces disfruta…

Y ya sabes si no te quieres perder ninguna entrada te puedes subscribir al blog (es gratis) y podrás recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Hasta pronto

Natalia

¡Hoy es mi cumpleaños!

Síiiiiii!!!!!, hoy es mi taitantos cumpleaños y no lo he podido celebrar de mejor manera que regalándome la segunda temporada de…. ¡¡¡¡en bromerio!!! (puedes visitar la temporada anterior pinchando aquí)

La verdad es que me está costando arrancar ehhhh aunque sé que con los buenos amigos que me están apoyando incondicionalmente, aunque escriba una auténtica patata, ahí van a estar dándome palmaditas en el hombro diciéndome no pasa nada seguro que en el próximo te sale mejor…

La idea es publicar todos los miércoles a mediodía. Por lo tanto, hoy es la pre-inauguración. No puedo prometer la cantidad de chorradas o cosas interesantes que encontrarás, así como la calidad de las mismas pero espero que sea mucho y de lo mejor!!!

Si quieres te puedes subscribir al blog (es gratis) y recibirás todas las actualizaciones en tu email, para que no te pierdas nada!!!

“porque tanto os debo, en el alma llevo a mi publico de ayer por estar aquí de nuevo maravilloso fue volver… gracias por venir….”

A %d blogueros les gusta esto: